SI HABLAMOS DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO EN TIEMPO DE HIPERINFLACIÓN. ME PREGUNTO: ¿MITIGAR ES MÁS ECONÓMICO QUE PREVENIR?

Para ninguna persona que viva en Venezuela es desconocida la situación económica que vive el país, donde la hiperinflación y escasez son las grandes protagonistas de esta crisis en la cual todos nos vemos afectados, incluso la Seguridad y Salud en el Trabajo.

En estos tiempos, hay que acabar con el paradigma que aún se mantiene, que establece que la mitigación de las consecuencias de los peligros en los procesos de trabajo es una estrategia más económica que prevenir o eliminar las causas de los mismos.

El costo y disponibilidad de los uniformes y equipos de protección Personal en el mercado nacional no escapa de esta situación, cada día resulta más costo y cuesta arriba para las empresas cumplir con las dotaciones de los mismos, en las condiciones y términos establecidas en los Artículos 53 y 56 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo y contrataciones colectivas, como consecuencia de esto, estamos observando un aumento de la conflictividad laboral, producto de la violación de los derechos que tienen los trabajadores a ser dotados de los medios que los ayuden a prevenir y/o mitigar los accidentes o enfermedades ocupacionales en los centros de trabajo, paradójicamente hoy muchos de los trabajadores formales, vende sus dotaciones de uniformes y Equipos de Protección Personal, para conseguir unos cuantos Bolívares Soberanos, que les ayude a redondear sus ingresos, por lo que urgente un cambio de paradigma donde mitigar no sea visto como un estrategia más económico que prevenir o eliminar los peligros en los procesos trabajos de cada empresa o centro de trabajo.

En la Venezuela de hoy, desde mi punto de vista, se debe trabajar en soluciones que ayuden a prevenir o eliminar los peligros de los procesos de trabajo en sus fuentes o trayectorias a través de medidas de ingeniería o administrativas que estén enfocadas a construir un nuevo paradigma donde Prevenir sea más económico que Mitigar. Este nuevo paradigma se puede lograr a través de procesos productivos amigables con los trabajadores, donde no necesitemos

forrar a un trabajador con Equipos de Protección Personal para que pueda realizar una tarea o actividad productiva, y si no lo hacemos veremos inexorablemente como se incrementan los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales en el ámbito laboral del país, bien por que las empresas no puedan realizar la inversión para la adquisición de los EPP o por las sanciones económicas impuestas al país que limiten la oferta de estos en el mercado nacional.

Para finalizar considero oportuno compartir con ustedes, las siguientes reflexiones:

  1. Los Equipos de Protección Personal, no previenen los accidentes o enfermedades Ocupacionales, solo mitigan las consecuencias de estos sobre los trabajadores.
  2. No consigo los EPP o no tengo para comprarlos, nunca será una excusa para salvar la responsabilidad del empleador por los accidentes de trabajo o enfermedades ocupacionales que sufran los trabajadores.

 

Ing. Pedro Morgado

Especialista en Seguridad y Salud en el Trabajo

y Prevención y Control de Incendios

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s